Isla de Coche







La Isla de Coche, se eleva a 60 metros sobre el nivel del mar, tiene 11 Km. de longitud y 6 Km. de ancho encontrándose al sur de Margarita. Su capital es San Pedro de Coche, Los otros pueblos de Coche son El Bichar, Guinima, El Amparo, El Guamache y La Uva.

Los medios principales de vida son la pesca y sus salinas, consideradas como una de las mejores salinas debido a la blancura de su producto. A principios del siglo XVI estuvo habitada por colonizadores que explotaban los ricos lechos de perlas de las salinas. Coche sufrió el mismo maremoto de 1541 que destruyo a Cubagua, pero no quedó tan severamente dañada como la antes señalada.

Coche cuenta con hoteles que han respetado el equilibrio natural de la isla, construyendo sus instalaciones frente a un mar apacible y con brisa constante, ideal para quienes gozan deslizarse sobre las olas con su tabla y su vela. Los europeos son quienes más disfrutan la fascinación que despiertan playas como La Punta, particularmente entre quienes practican los deportes acuáticos.

Esta isla está habitada por gente amable y tranquila que vive de la pesca y el turismo. Coche ofrece paisajes muy diferentes: por un lado las playas, las costas y los acantilados; pero también un interior que sigue conservando sus esencias.

Pasando por Las Salinas, y antes de llegar a Playa El Coco, se puede vivir una aventura que dura en automóvil sólo dos horas y que le permitirá conocer unos paisajes asombrosos llenos de planicies desiertas y suaves colinas llenas de colorido, a las cuales los nativos les dan el nombre de "El gran cañón en pequeño". Los colores de estas playas lo llenaran de emoción pues se ve en medio de las colinas color terracota, violeta y plateado. Al alzar la mirada se ve el mar y el cielo al fondo que va del azul celeste al profundo.

Al continuar su recorrido le recomendamos Playa el Amor, un lugar que invita a estar en pareja. Es una playa con una vista estupenda desde el acantilado, donde se evocan las imágenes más románticas de las películas clásicas. Sus aguas son serenas y de un color azul trasparente.

Otra manera de conocer la isla y sus particulares atractivos es en bicicleta. Eso sí, no olvide ir bien preparado con un sombrero y un buen protector, pues en Coche casi nunca llueve y el sol brilla con fuerza durante todo el año.